lunes, 14 de noviembre de 2016

sábado, 2 de julio de 2016

Sumi-e


¿Qué es el sumi-e?

A grandes rasgos, es una técnica pictórica japonesa cuyo nombre significa literalmente tinta (sumi) - dibujo (e), que consiste en representar elementos de la naturaleza reduciéndolos a su esencia, y que necesita de algunos elementos básicos para su ejecución: tinta china y agua, pincel, y papel de arroz.

Ciruelo. 2016.

Pino. 2016.


¿Por qué el sumi-e?

Siempre he pensado que seré eterna-alumna. Porque necesito aprender como necesito leer o escribir. Me gusta escuchar al profesor apasionado por la materia, apuntar en un cuaderno en blanco nuevas ideas, técnicas, recetas, probar cosas diferentes, retar-me, y sobre todo disfrutar.
El verano pasado el Museo de Zaragoza ofreció, con motivo de la semana de Japón, un curso de tres días: sumi-e, decoración de abanicos y caligrafía japonesa. Me enteré por casualidad, casi por accidente, pero no lo dudé un instante, e hice bien. Me enamoré. De la técnica, de los materiales, de la profesora Kumiko Fujimura que nos enseñó y transmitió la esencia de oriente con su paciencia y buen hacer, de la estética del arte oriental y de su filosofía. Así que en cuanto supe que Kumiko impartía cursos anuales por medio de la Asociación Cultural Aragón-Japón, me apunté sin pensarlo dos veces. Y es de lo mejor que he hecho este año. Y el que viene y al otro... mientras se pueda. Porque el sumi-e es adictivo, engancha.

Caqui. 2016.

Montañas. 2016.


¿Cómo?

Espalda recta, pies en el suelo, pincel vertical u horizontal, húmedo o seco, los famosos 45º y la gota de agua, la tinta, y un trazo preciso y controlado sobre el papel. El primero sale tembloroso. Hacen falta decisión y concentración. No es posible borrar ni rectificar. No hay dibujo previo. Es un tirarse de cabeza al papel en blanco, un dejar que fluya. Espontaneidad, sencillez, naturaleza y vida. Negro, gris y espacio vacío. Es tanta la atención sobre el papel, el pincel, la tinta, la cantidad de agua, que lo demás desaparece. No hay nada alrededor. El dibujo, el pincel y yo. Horas que vuelan. Y obras imperfectas (que no quiere decir fallidas ni feas) pero con encanto.

100% recomendable, de verdad; y más si es con una profesora como Kumiko (gracias), que uno la ve pintar y con 4 trazos hace un dibujo sutil y hermoso; luego llegamos nosotros alumnos (alumnas en realidad) y de esos mismos 4 trazos (de verdad que son los mismos) hacemos un desaguisado. Parece fácil pero no lo es, parece simple pero hay una gran técnica y un gran control detrás.

Uvas. 2016. XI Exposición de Sumi-e
y caligrafía japonesa.
Centro Joaquín Roncal, Zaragoza, Abril 2016 (colectiva)


¿Lo mejor?

Se disfruta tanto que lo de menos es el resultado final. Y si añadimos el descanso para el té verde japonés acompañado de pastas y las discusiones acerca de si es sumi-e o si es acuarela... Un 10!!!


El juego de la orquídea. 2016.
Este trabajo de fin de curso se va a explorar mundo,
para participar en una exposición colectiva de sumi-e y caligrafía japonesa
en Julio de 2016, en Japón

Ranas. 2016.
Trabajo de fin de curso
montado sobre panel de madera.

viernes, 1 de enero de 2016

2016... más y mejor


Pues ya toca. Después de Feliz Navidad, Feliz Año Nuevo. Y después de Feliz Año Nuevo, Feliz día de Reyes. Y después de Feliz día de Reyes, ¿qué? Que digo yo que para qué tanto, o para qué tan poco. Que es agotador. Que para qué sirve acordarse de la familia, amigos, y demás conocidos y desconocidos, y enviarles mensajes/fotos/vídeos prefabricados por whatsapp y el resto del año hola y adiós. Que por qué no hacer algo más auténtico, más personal, más sincero y nuestro. Menos escaparate, menos consumismo, menos cumplir y más cariño, más convicción, más ilusión. Que por qué no nos felicitamos el resto del año, por qué no nos escribimos cartas, por qué no quedamos a tomar un café con palabras, por qué no nos queremos cada día como parece que nos queremos en Navidad.

Que en vez de "Feliz 2016" ¿por qué no "Mejor 2016"?


Técnica japonesa: Etegami (acuarela y tinta sobre papel)
Diciembre de 2015


viernes, 14 de agosto de 2015

14 de agosto


Hoy Sherlock cumple un añito.

¿A que estoy guapo con el gorrito que me hizo la tía Pili?


Hace ya casi nueve meses desde que lo adoptamos y nos lo trajimos a casa, y desde el primer día no ha habido uno que no me haya hecho reír. Porque con él cada día es una aventura, y un motivo para la risa. Y es verdad que a veces me hace rabiar, que a veces me enfada o me da algún susto; pero al segundo siguiente vuelve a hacerme reír y se lo perdono todo.



Sherlock me hace reír cuando me roba las zapatillas (léase zapatillas, o botas, o calcetines) y se las lleva de excursión, o cuando se echa la siesta sobre ellas. Cuando se tumba en la ropa sucia hecho una bolita, cuando destroza una pelota en menos de un día o agujerea un juguete en cinco minutos.



Me hace reír cuando cuando se sube al sofá y se nos queda mirando para ver qué hacemos, o cuando estamos en otra habitación y ladra para que vayamos a echarle la bronca. Cuando nos desafía. Cuando se esconde debajo de la mesa para que no le pillemos, y cuando se sienta y pone esa carita adorable de perro bueno después de hacer alguna trastada.



Sherlock me hace reír cuando juega con sus amigos perros, cuando les da besitos, cuando les hace la limpieza dental (cuando lo adopté no sabía que sería un perro dentista), cuando lleva un palo (pelota, juguete...) y gira la cabeza para que Thor no se lo quite, y cuando se agarran los dos del mismo palo y se pasean como si fueran hermanos gemelos, cuando corre por el parque como si le fuera la vida en ello.

Tengo un mejor-amigo. Se llama Thor.
Juntos exploramos nuevos territorios, nadamos, buscamos palos, provocamos a las chicas y echamos carreras


Me hace reír cuando me chupetea toda la cara (¡siempre con la lengua por delante!), cuando se choca contra la pared y cuando derrapa, cuando bosteza, cuando se esconde detrás de mí, cuando coge una rama más grande que él y la arrastra, tan contento.



Sherlock me hace reír cuando sale a saludar a papá, cuando no hace caso, cuando me sigue a todas partes y hace guardia incluso en la puerta del baño, cuando se ladra porque se refleja en el piano, cuando se tumba al lado del radiador en invierno, cuando aprende.

Cuando le digo "muy bien" y se sienta para que le dé su premio, cuando se enamora de una perra (o perro) y se pone a lloriquear y hay que llevárselo a rastras, cuando va a por la pelota, la coge, vuelve hacia mí corriendo y la pierde a mitad de camino, cuando intenta jugar con dos o tres juguetes a la vez.



Me hace reír cuando toco el Claro de Luna de Beethoven y él aúlla (canta), cuando va suelto por la calle lo llamo y viene, cuando rodea la mesa después de comer y recoge todas las miguitas (y nos deja el suelo como recién fregado), cuando pide con la pata, cuando apoya la cabeza en la mesita baja del salón y saca la lengua, a ver si pilla algo.



Sherlock me hace reír cuando ve a un perro nuevo y se queda quieto antes de decidirse a salir corriendo a por él, cuando se moja y parece una ratita, cuando escucha a otro perro en la tele y se queda mirando y ladra, cuando llego a casa y me saluda como si no me hubiera visto en un mes.



Cuando quiere aguantar despierto para enterarse de todo pero se le cierran los ojos. Cuando saca el relleno de su cama o de algún peluche.




Cuando pone cara de fierecilla, de curiosidad, de asco, de pena, de culpa. Cuando "sonríe"; la sonrisa más bonita de la casa y del parque. Cuando está. Aunque no haga nada.



¡Feliz cumpleaños, Sherlock!

martes, 23 de junio de 2015

Génesis de Sebastião Salgado


Con la excusa de la #nocheenblanco el sábado pasado me acerqué a Caixaforum Zaragoza a ver las exposiciones El color del mar de Sorolla y Génesis de Sebastião Salgado. Sorolla me gustó. Pero Salgado me dejó con la boca abierta y con muchas ganas de más. De ver más fotos y de hacer más fotos.




Génesis es una exposición no sólo impresionante por su contenido, sino muy bien expuesta. Una de esas exposiciones en las que no se echa de menos una mejor organización o una iluminación que no interfiera en la lectura de las obras. Génesis se adapta a la perfección al espacio y te traslada a otro (aunque sea nuestro) mundo a través de un recorrido elegante y sobrio, con una equilibrada utilización del color y la palabra escrita.

La exposición se estructura en cinco espacios. Cinco zonas geográficas, temáticas, conceptuales. Los confines del Sur, Santuarios, África, Las tierras del Norte y La Amazonia y el pantanal sumergen al espectador en un mundo primigenio y grandioso, y (por qué no decirlo) aterrador. Es aterrador porque es salvaje e incontrolable, y es aterrador porque cada vez queda menos de él. Un mundo infinitamente hermoso y puro en el que no existe el whatsapp ni la tecnología móvil y en el que no se echan de menos. Un mundo en el que resultaría absurdo consultar cada día el correo electrónico, buscar un enchufe o encender una bombilla.




Un mundo de contrastes, de asombro y de sutileza. Pingüinos que saltan al mar desde un bloque de hielo, paisajes inmensos, árboles milenarios, pueblos y costumbres ancestrales, agua, arena, niebla..., cocodrilos al acecho, ballenas, albatros.





Un mundo que se muestra a través de fotografías en un blanco y negro cuidado y cargado de matices que aparta cualquier distracción para quedarse en la esencia y mostrarnos únicamente lo que debemos ver. La forma, la grandeza, el mensaje. Las luces y las sombras.




Una exposición imprescindible.




lunes, 20 de abril de 2015

viernes, 20 de marzo de 2015

Eclipse


La luna piensa que el sol sabe a chocolate.


Mi foto del mordisco: en Zaragoza, a las 10:31 a.m.


miércoles, 31 de diciembre de 2014

2014, una lista de vida


Nunca he entendido muy bien todas esas listas que la gente tiene la costumbre de escribir cuando termina el año, cuando comienza uno nuevo. Listas de los mejores libros; de las mejores películas; de las personas que nos han dejado; de las canciones más escuchadas; de los mejores selfies (aún me cae gorda esa palabra); o de propósitos que siempre se quedan en eso, en propósitos. ¿Por qué cuando termina el año? ¿Por qué listas? ¿Por qué no proponerse algo siempre? ¿Por qué no seleccionar cada día lo mejor de lo vivido?

No, no lo entiendo. Pero como excepción me voy a llevar la contraria y también yo voy a escribir una lista para despedirme de este año 2014. No una lista al uso. Mi lista. Una lista de momentos, de caricias, de personas, de sonrisas; una lista de lo que he perdido y ganado; una lista de vida ¿existe eso?


1. 00Seven en la familia. Es curioso cómo las familias crecen: en vertical, en horizontal, e incluso en diagonal; y a veces hasta crecen en curva. Pero ser uno más, aunque sea en zig-zag, merece un aplauso y una sonrisa. Así que ¡gracias! a la susodicha, y al que la ha traído a la familia.

2. Un nuevo habitante en casa. Se llama Sherlock y es ¡por fin! MI PERRO. Tiene 4 meses; lleva desde el 22 de Noviembre en casa, y aún no me lo creo. Y por supuesto es el que más me hace reír. Cuando me roba las zapatillas (léase zapatillas, o botas, o calcetines) y se las lleva de excursión, o cuando se echa la siesta sobre ellas. Cuando se tumba en la ropa sucia y se hace una bolita, cuando destroza una pelota en menos de un día, cuando intenta subirse a la mesa o al sofá, cuando juega con otros perros, cuando me chupetea toda la cara (¡siempre con la lengua por delante!), cuando se choca contra la pared y cuando derrapa, cuando bosteza, cuando se esconde detrás de mí, cuando coge una rama más grande que él y la arrastra, tan contento. Cuando sale a saludar a papá, cuando no hace caso, cuando se sienta y pone esa carita de “perro bueno” después de hacer alguna trastada, cuando me sigue a todas partes y hace guardia incluso en la puerta del baño, cuando se ladra porque se refleja en el piano, cuando se tumba al lado del radiador, cuando aprende.



3. Un nuevo trabajo. Y como profesora; algo que nunca había imaginado. Un año de novedades, este 2014. Estoy encantada. Y además me ha servido para retomar el piano, que lo tenía un poco abandonado. Trabajar con niños es divertido y sorprendente. Me siento afortunada por lo mucho que estoy aprendiendo y porque disfruto tanto que casi no parece un trabajo.

4. Una despedida. “Ahora estás donde querías. No lo sé, pero eso decías tú, y eso dijeron todos. Un beso enorme.”

5. Un gran viaje. Un viaje muy esperado. Inglaterra y Escocia. Sé que tengo pendiente mostrároslo. Pero todo llegará, así que por el momento, no digo más.

 
 6. Un corte de pelo. Supongo que necesitaba un cambio, y que tanto pelo ya cansaba; así que ¿por qué no? Otra forma de decir adiós a la vieja Cristina y disfrutar de la nueva. Y sí, de alguna manera, soltar lastre y disfrutar de una nueva libertad. ¡Y qué cómodo!
 
7. Amigos y reencuentros. Amigos que están ahí siempre, aunque sea lejos y con cientos de mails, aunque sea cerca pero sin palabras. Amigos a los que no ves salvo días contados, pero que nunca faltan. Amigos que todos los años se acuerdan de tí cuando escriben LA felicitación de Navidad, amigos que piden imposibles -y no les importa-, amigos a los que puedes leer, amigos que cada cumpleaños te envían un precioso paquete lleno de misterios y maravillas. Amigos que son un regalo.

8. Escribir el post nº 100. Y más ilusiones y menos monstruos. Cada vez más, y menos. Los monstruos que se queden en los cuentos y en los sueños.



9. Libros: atreverme por fin con (y descubrir) El Quijote; reconciliarme con Pérez Galdós gracias a Nazarín; y leer, y releer y criticar (sobre todo para bien) Los viajes de Marcos Polo (y de P. y de A. y de M.). Y más libros, ilustraciones, exposiciones, arte, restauración... Y disfrutar como una enana.
  
10. Y para terminar, 29 añitos que se van para dar paso (dentro de 5 días) a los 30. ¡¡¡30!!!


Para el año nuevo un “sólo” propósito. Ser cada vez más yo: disfrutar, aprender, leer, reír, dibujar, escribir, y no dejar de proponerme -y llevar a cabo- todo lo que se me ocurra.


Feliz 2015. Felices 365 días de luces y de sombras.


jueves, 23 de octubre de 2014

Porque lo digo yo


Sí. Estoy cansada de la gente que defiende la libertad de ser y de pensar, que castiga la imposición de ideas, la opresión, la sumisión y el conformismo; pero critica (e insulta) a todo aquel que tiene una opinión diferente a la suya.



lunes, 13 de octubre de 2014

Ofrenda de Frutos; diversión asegurada


La ofrenda de frutos es también todo un acontecimiento para los niños que participan. Se ponen sus mejores galas y "salen en procesión". ¿Qué puede haber más divertido?




Son los niños, tan guapos ellos con sus trajes en versión reducida, y tan adorables, los que aportan a la ofrenda algunas de sus mejores escenas. Os dejo con algunos de ellos; los "pequeños" protagonistas.














Espero que hayáis disfrutado de MI ofrenda de frutos.


Nota: si alguien ve retratado a un hijo/a en una de estas fotografías, y no desea que su imagen aparezca online; sólo tiene que comunicármelo y la retiraré inmediatamente.

Ofrenda de Frutos; música y dance


Hoy han terminado las Fiestas del Pilar en Zaragoza. Y os quiero enseñar un acto que si bien es muy conocido por los zaragozanos, no lo es tanto por los visitantes: la ofrenda de frutos.




Se celebra el día 13 de octubre por la mañana, y al igual que en la ofrenda del día 12, la famosa y multitudinaria ofrenda de flores, los participantes visten trajes regionales.




¿En qué se diferencia? Es más "recogida" y menos "masiva", ya que sólo participa una selección de grupos de casas regionales, asociaciones culturales o grupos folklóricos. Es más vistosa y divertida (más aún después de la mala organización de la ofrenda floral de este año); y las cestas de frutos son en algunos casos impresionantes (las cebollas más grandes, los panes de un metro de longitud, los frutos recién cogidos de la huerta), y se destinan a organizaciones benéficas de la ciudad.






¿Qué más? Preciosos trajes, bailes y música tradicional. Os muestro algo de eso...
 
 










Nota: si alguien se ha visto retratado en alguna de estas fotografías y no desea que su imagen aparezca online, sólo tiene que comunicármelo.

lunes, 8 de septiembre de 2014

Trabajo Final de Máster


Ahora que por fin está disponible online, os presento mi tesina de máster.

MARCO, Cristina. Diseño de un sistema elástico de estabilización y refuerzo para una pintura sobre tabla: El caso de La Resurrección. Trabajo Final de Máster en Conservación y Restauración de Bienes Culturales. Dirigido por PÉREZ, Eva y VIVANCOS, Mª Victoria. Universidad Politécnica de Valencia. 2013.




Evolución del soporte de La Resurrección
Estado inicial - Eliminación del refuerzo fijo - Reensamblaje - Nuevo sistema elástico de refuerzo (Estado final)

Disponible online en RiuNet, a través de la página web de la Biblioteca de la UPV. Ver AQUÍ el trabajo completo.

Resumen:
El presente trabajo final de máster trata de establecer el sistema de estabilización y refuerzo más apropiado para el soporte de una pintura sobre tabla del siglo XVI-XVII, La Resurrección. Para ello, se estudian las características propias de la madera, responsables del comportamiento y de la buena o mala conservación de la pintura sobre tabla; y la evolución de los sistemas de refuerzo utilizados en la construcción de soportes; atendiendo particularmente a los sistemas elásticos que se han venido utilizando en los procesos de restauración de los últimos años, y que comprenden a la madera como un material dinámico y cambiante. Al mismo tiempo, es necesario observar y entender la tabla de La Resurrección, su construcción, características técnicas, peculiaridades y patologías; así como valorar el ambiente en que va a exponerse, para diseñar un sistema adecuado. Este trabajo pretende dar a entender que la restauración de los soportes de madera requiere de un proceso de estudio crítico; que no es suficiente con una gran habilidad manual o técnica; y que no todos los sistemas son válidos para todas las obras.

Abstract:
The following research tries to design the auxiliary supports system most suitable on XVI and XVII century panel painting, titled The Resurrection. For this purpose, we studied wood structure and features, which are responsible of good or bad conservation statement of panel paintings. We also studied the evolution of auxiliary structures in the back of paintings and we focused on flexible auxiliary support systems used recently, and which see wood is a dynamic material, continually shrinking and swelling. At the same time, it is important to study and to understand the Resurrection¿s panel painting structure, technical specifications and pathologies; as well as to assess his exposure environment, in order to design a right auxiliary support System. This research aims to show that conservation of panel painting supports is a carefully calculated process: manual ability is not enough and not all structural treatments could be useful for all panel paintings.